Diabetes tipo 1, Diabetes,, Recursos

Insulina fallida

Esto de que la insulina falle me ha pasado unas cuantas veces en estos casi 10 años viviendo con diabetes, pero hoy quiero darles unos cuantos consejos y recomendaciones para que su insulina funcione a la perfección y no les ocasione sustos indeseables.

Primero les cuento lo que pasó. Desde hace unos meses estoy cambiando mis hábitos alimenticios, estoy en un programa de alimentación con una excelente educadora en diabetes y parte de mi plan es tener asignadas cantidades de carbohidratos por comida e ir surfeando en los números durante el día, todo esto me ha llevado a tener mayor confianza de lo que consumo y de cómo impacta cada alimento en mi glucosa.

El problema pasó cuando inicié un nuevo sensor de Freestyle y bueno, la gente que los ha usado sabrá que el resultado varía por unos cuantos puntos al iniciarlo y que con el paso del tiempo se acerca un poco más a la cifra de la toma capilar. Y bueno, ahí estaba yo con el horror de tener 202mg/dl en el sensor y 248mg/dl en capilar.

¡¿Qué está fallando?!… ¿olvidé inyectarme? ¿serví de más?

Y bueno… entonces recordé a mi inseparable amiga… ¡La traición!

Es importante descartar muchas posibilidades en el manejo de nuestra diabetes, después de un número escandaloso, mi plan es ver primeramente si hice los cálculos adecuados para la comida, si son las hormonas afectando mis niveles, una infección, o si se debe a factores externos, en este caso: insulina en mal estado.

Y como ven en la imagen, mi vial de insulina presentaba un color un tanto opaco y aunque no se distingue del todo, se observaban partículas.

Insulina fallida/ insulina nueva

Pero… ¿ por qué mi insulina falla?

Bueno, puede deberse a diversos factores, tales como cambio de temperatura, contaminación, etc. Por eso es muy importante que la pongamos en un buen lugar (muchos nos recomiendan NO ponerla en la puerta del refrigerador, puesto que en ese lugar no llega el frío suficiente para que se conserve en buen estado), que no la expongamos a cambios drásticos de temeperatura, que cambiemos la jeringa con cada uso y que no usemos un vial por mucho tiempo (creo que esto es lo que le afectó a la mía… creo que muchos de nosotros intentamos alargar el uso de nuestra insulina, pero es importante que revisemos en qué punto deja de servir realmente y si estamos haciendo un “ahorro” real).

En datos de la FDA la insulina debe de refrigerarse entre 2.2°C y 7.8°C, no exponerse a la luz del sol y evitar cambios bruscos de temperatura.

Algunas indicaciones sobre cómo debe de lucir tu insulina:

La insulina humana regular (Humulin R, Novolin R) y la la insulina rápida (Humalog, Novorapid) deben de ser tan transparentes, incoloras y líquidas como el agua. La insulina humana NPH (Humulin N, Novolin N) o una insulina premezclada que contiene NPH (Humulin 70/30, Novolin 70/30) debe lucir opaca o lechosa después de mezclarse, NO debe de presentar grumos.

Y muy importante NO utilizar ningún tipo de insulina después de lo que marca la fecha de vencimiento impresa en el frasco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s